Junta Directiva del Banco de la República anuncia meta cuantitativa de inflación para 2014 y mantiene inalterada la tasa de interés de política

  • Español
  • English

La Junta Directiva del Banco de la República en su sesión de hoy ratificó su compromiso con la meta de inflación de largo plazo de 3% y reitera que las acciones de política monetaria continuarán dirigidas a que la inflación converja a dicho valor. De esta forma, definió una meta de inflación de 3% para efectos legales en 2014, con un rango de +/- 1 pp. Una inflación baja y estable es la mejor contribución que puede hacer la política monetaria al crecimiento sostenible del producto y del empleo. 


La Junta también decidió mantener la tasa de referencia en 3,25%. Para esta decisión, tomó en consideración los siguientes aspectos:

  • Los resultados de crecimiento mundial para el tercer trimestre muestran una demanda externa global que se recupera de forma lenta, jalonada principalmente por los países desarrollados. Tanto el crecimiento en los Estados Unidos como la recuperación de la actividad económica en la zona del euro resultaron algo mejor a lo proyectado. Las grandes economías emergentes de Asia y de América Latina crecen de forma heterogénea y en su mayoría presentan ritmos de expansión inferiores a sus potenciales.
  • Las tasas de interés de los bonos del tesoro americano han estado relativamente estables, pero en niveles superiores a los observados antes de mayo, mes en el que se anunció una posible disminución del estímulo monetario por parte de la FED. No obstante, la incertidumbre sobre el comienzo y la velocidad de la normalización de la política monetaria en los EEUU es alta. 
  • Los términos de intercambio del país continúan altos, pero inferiores a los de años anteriores. Hacia adelante no se espera un alza de los mismos, en un escenario de recuperación pausada de la economía mundial y de mejores condiciones esperadas de oferta mundial de petróleo.
  • En septiembre la producción industrial sin trilla de café volvió a presentar una caída en términos anuales. El crecimiento anual de las ventas del comercio al por menor fue bajo, aunque para el tercer trimestre registró una tasa de aumento similar a la observada en el segundo.
  • Las cifras a octubre dan cuenta de una recuperación de la confianza de los hogares y de una mejora en la dinámica de las ventas de bienes durables y en la percepción de ventas  de los comerciantes. El crecimiento de la demanda de energía de la industria aumentó y las encuestas sugieren un repunte en los despachos y en las expectativas de producción a tres meses del sector manufacturero.
  • Por lo anterior, el equipo técnico no modificó su estimación de crecimiento para el tercer trimestre (entre 3,8% y 5,4%) ni para todo 2013 (entre 3,5% y 4,5%).
  • En octubre el crecimiento del crédito total se desaceleró, aunque continúa siendo superior al aumento del PIB nominal. La mayoría de tasas de interés nominales de crédito se redujeron en el mes. En términos reales se mantienen por debajo de sus promedios históricos (exceptuando las de tarjetas de crédito) e impulsan el crecimiento económico. 
  • La inflación anual al consumidor presentó un fuerte descenso no esperado, de 2,27% en septiembre a 1,84% en octubre, explicado principalmente por una caída transitoria en el ritmo  de aumento de los precios de los alimentos. 
  • Las expectativas de inflación a un año de los analistas económicos, así como las derivadas de los papeles de deuda pública con plazos menores a cinco años, disminuyeron y se sitúan por debajo de 3%. En la medida en que los choques de oferta se diluyan y la demanda agregada continúe impulsada por la política monetaria expansiva es de esperar que las expectativas converjan hacia la meta de largo plazo. 


En resumen, se prevé que  el crecimiento económico en 2013 sea similar al observado en el año anterior. En la medida en que el choque de oferta de alimentos se diluya, la inflación  y sus expectativas deberían volver al rango objetivo y retomar su convergencia hacia la meta de largo plazo (3%). Las tasas de interés se mantienen en niveles que estimulan el gasto agregado de la economía. Hecha la evaluación del balance de riesgos, la Junta Directiva consideró apropiado mantener inalterada la tasa de interés de referencia.

La Junta seguirá haciendo un cuidadoso monitoreo del comportamiento y proyecciones de la actividad económica e inflación en el país, de los mercados de activos y de la situación internacional. Finalmente, reitera que la política monetaria dependerá de la información disponible.  

Bogotá,
Viernes, 29 Noviembre 2013
13:06