Plan anticorrupción y de atención al ciudadano 2020

  • Español
  • English

Como entidad de rango constitucional, con autonomía administrativa, patrimonial y técnica, para efectos del cumplimiento de las funciones de Banca Central del Estado Colombiano, el régimen legal propio del Banco de la República contempla los siguientes principios básicos de dirección, administración y control interno: (i) velar por el mantenimiento de la capacidad adquisitiva de la moneda; (ii) preservar la estabilidad institucional del Banco como elemento esencial para asegurar la solidez y confianza pública en el sistema monetario del país, tanto en el orden nacional como internacional; (iii) proveer los diversos cargos dentro de la Entidad con aquellas personas que tengan las más altas calificaciones de idoneidad y capacidad para ocupar la posición de que se trate; (iv) velar porque en las medidas que se tomen en desarrollo de sus actividades prevalezcan criterios técnicos, en especial los que correspondan a la teoría general de la banca central; y (v) velar porque en la función de administración, operación y control interno de sus actividades, prevalezcan los criterios de eficiencia y prevención de riesgos.

En desarrollo de los mencionados principios, y como referente de confianza y transparencia en el país, el Banco de la República definió una Estrategia antifraude, como parte de una adecuada gestión del riesgo operativo, basada en el principio de cero tolerancia ante actos ilícitos y con el objetivo de potenciar la cultura de prevención, detección y respuesta de las posibles situaciones de fraude.

Para el Banco de la República, la formulación del Plan anticorrupción y de atención al ciudadano se encuentra interrelacionado con el desarrollo de la Estrategia antifraude, del Programa de Fortalecimiento de valores y transformación cultural, del Sistema de atención al ciudadano y de los Mecanismos de transparencia y acceso a la información pública. Se incorpora además lo relativo a la comunicación en doble vía con la ciudadanía y la rendición de informes según el régimen legal de la Entidad y las demás normas concordantes.

De esta manera, el diseño del Plan anticorrupción y de atención al ciudadano se llevó a cabo aplicando el marco legal del Banco de la República y, en especial, el desarrollo de los principios básicos de dirección, administración y control interno allí contemplados, por lo que su elaboración, presentación y seguimiento cuenta con una metodología propia. Para esto, se consultaron y validaron como referentes especiales los documentos contentivos de la Estrategia para la construcción del plan anticorrupción y de atención al ciudadano, la Guía para la gestión de riesgo de corrupción, las metodologías y el modelo formulados para el efecto por la Secretaría de Transparencia de la Presidencia de la República, las Guías anticorrupción de la Corporación Transparencia por Colombia y los estándares para la gestión de denuncias, quejas y reclamos.