• Español
  • English

Perspectivas Económicas - Las Américas: “Frustradas por la Incertidumbre”

Agenda

Palabras de bienvenida por Ana Fernanda Maiguashca, Codirectora del Banco de la República

Perspectivas económicas y políticas 
Presentador: Alejandro Werner, Director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI

Emigración de Venezuela y guerra comercial
Presentador: Krishna Srinivasan, Director Adjunto del Hemisferio Occidental del FMI

Estudios analíticos
Presentador: Jorge Roldós, Director Asistente del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI

Moderadora: Ana Fernanda Maiguashca, Codirectora del Banco de la República

Sección de preguntas

El crecimiento en América Latina y el Caribe (ALC) se ha desacelerado de 1,0 por ciento en 2018 a 0,2 por ciento en 2019, pero se espera un repunte tentativo a 1,8 por ciento en 2020. Hay factores externos que continúan perjudicando las perspectivas de la región, y entre ellos cabe mencionar el lento crecimiento mundial, los precios moderados de las materias primas y los flujos de capital volátiles, si bien las condiciones financieras globales más favorables dan un respiro. La incertidumbre en torno a las políticas económicas en algunos de los países grandes de ALC sigue siendo un freno para el crecimiento, en tanto que la crisis económica y humanitaria en Venezuela continúa generando importantes flujos migratorios a otros países de la región. En este contexto, las economías de ALC tendrán que recurrir a fuentes internas de crecimiento para acelerar la recuperación, lo que depende de un repunte del consumo y la inversión privados apoyado por una recuperación de la confianza de las empresas y los consumidores.

Los riesgos para las perspectivas continúan sesgados a la baja. Ante la complicada coyuntura mundial y la persistencia de brechas negativas del producto en la región, las políticas económicas deberán encontrar un punto de equilibrio entre fomentar el crecimiento y restablecer los márgenes de maniobra de las políticas económicas. La consolidación fiscal para reducir la deuda pública sigue siendo una prioridad en varios países. La política monetaria puede seguir apoyando el crecimiento dado que las expectativas de inflación permanecen estables y bien ancladas. Las vulnerabilidades del sector corporativo requieren una supervisión más estricta. Las reformas estructurales, que buscan promover una mayor apertura del comercio y la inversión, estimular la competitividad y abordar las regulaciones demasiado estrictas en el mercado laboral, siguen siendo tareas imperiosas.