Brecha del producto

Se denomina la brecha del producto a la diferencia entre el nivel del PIB observado y la estimación del nivel del PIB potencial de una economía, es decir, es la diferencia entre lo que la economía está produciendo y lo que puede llegar a producir operando a su capacidad máxima.
 
Si el nivel de producción del país (el PIB) es inferior a su potencial, la brecha del producto sería negativa lo que denota excesos de capacidad instalada y sugiere que no existen presiones inflacionarias fuertes por el lado de la demanda. En otras palabras, habría capacidad ociosa en la economía generada por una demanda débil, lo que reduce las presiones sobre la inflación.
 
Si en cambio, el nivel de producción del país (PIB) supera a su potencial, la brecha sería positiva y se generarían presiones inflacionarias por el lado de la demanda. En otras palabras, la demanda en la economía estaría tan elevada que las fábricas y los trabajadores estarían operando por encima de sus capacidades y esa mayor demanda estaría ocasionando presiones sobre la inflación.
 
La estimación de esta brecha es un elemento fundamental para el análisis de la política monetaria del país.