Minutas de la reunión de la Junta Directiva del Banco de la República de agosto 31 de 2020

  • Español
  • English
En su reunión del 31 de agosto la Junta Directiva revisó la última información disponible sobre la actividad económica doméstica e internacional. La discusión de política monetaria se centró en los siguientes aspectos.
  • En el segundo trimestre del año la economía se contrajo 15,5% en términos anuales, desaceleración fundamentada en la disminución de la demanda interna. A pesar de la contracción de los principales socios comerciales, la demanda externa neta contribuyó positivamente al crecimiento en tanto la caída en las exportaciones fue menor que la contracción de las importaciones. 
  • Si bien los datos a julio reiteran el deterioro del mercado laboral, para dicho mes se registró una moderada recuperación frente al mes anterior. De cualquier manera, subsisten excesos de capacidad productiva. 
  • En julio la inflación al consumidor (1,97%) continuó reduciéndose, destacándose el comportamiento de los alimentos, mientras que la inflación sin alimentos ni regulados dejó de disminuir. Las expectativas que provienen de las encuestas a analistas ubican la inflación en 2,87% al finalizar 2021 mientras que las expectativas implícitas en instrumentos financieros son de 1,56% para el mes de agosto de 2022.   
  • La reducción en la tasa de interés de política monetaria continúa transmitiéndose a las diferentes tasas de interés. Las mayores reducciones se han visto en las tasas de interés interbancarias, de CDT y de créditos comerciales. Reducciones de menor cuantía se han dado en las tasas de interés de consumo mientras las hipotecarias se han mantenido estables. Este comportamiento de las tasas de interés se ha dado en un contexto en que la cartera ha continuado desacelerándose, en particular para crédito de consumo.
  • Las cifras más recientes de crecimiento de los principales socios comerciales confirman una contracción sin precedentes de la demanda externa. Estas perspectivas, aunadas a las tensiones comerciales entre los Estados Unidos y China en un contexto de muy bajas presiones inflacionarias, ha determinado que los principales bancos centrales continúen con una política monetaria ampliamente expansiva. Así las cosas, las condiciones financieras internacionales para Colombia continúan mejorando, al mismo tiempo que el déficit en cuenta corriente continúa disminuyendo. 
En estas condiciones, la Junta Directiva del Banco de la República consideró que el balance de riesgos sugiere la conveniencia de brindar un impulso adicional a la economía y, de manera unánime, redujo la tasa de interés de política en un cuarto de punto porcentual, a 2%. La Junta resaltó que el impacto de la política monetaria será mayor en la medida en que las condiciones de la pandemia permitan continuar la reapertura gradual de los distintos sectores. 
 
Fecha de publicación: 
01/09/2020
Hora: 
14:32