Búsqueda por departamentos


Amazonas Antioquia Arauca Atlántico
Bolivar Boyacá Caldas Caquetá
Casanare Cauca Cesar Chocó
Córdoba Cundinamarca Huila La Guajira
Magdalena Meta Nariño Norte de Santander
Quindío Risaralda

San Andrés, Providencia y Santa Catalina

Santander
Sucre Tolima Valle del Cauca Nuevos departamentos 


Las opiniones expresadas en los artículos publicados son de responsabilidad exclusiva de sus autores y no comprometen en forma alguna al Banco de la República ni a su Junta Directiva.

  • Español
  • English
Autor o Editor: 
  • Alberto Gómez, Sandra M. Mesa, Ángela M. Hurtado, Fabio A. Agudelo, José A. Ceballos

Quindío, 2007

Gracias al esfuerzo compartido entre el Banco de la República y el DANE, con el apoyo y la decidida participación de entidades como la Cámara de Comercio de Armenia, la DIAN y el Comité Departamental de Cafeteros del Quindío, investigadores y demás usuarios han venido contando semestralmente con un compendio de indicadores básicos, comparables con el resto de regiones del país. Para la presente entrega el Comité Directivo Nacional del ICER, decidió realizar algunos cambios metodológicos al documento, con el fin de ofrecer una mayor variedad de cuadros y gráficos, así como una síntesis del comportamiento de las principales variables económicas del Departamento. 

 

Entre los aspectos más relevantes de la actividad económica en el Quindío durante el año 2007, se debe mencionar el crecimiento anualizado de 33,3% en las exportaciones de café verde, las cuales sustentaron el resultado positivo de la balanza comercial frente a un aumento en las importaciones del 30,1%. Bajo esta misma línea se comportaron los cobros impositivos que observaron un incremento de 30,2%, destacándose el impuesto de aduana ante el fortalecimiento de las compras al exterior favorecidas por la revaluación del peso. Por su parte, el saldo de las captaciones se mantuvo estable frente al registro del año anterior, no obstante, las colocaciones se expandieron notablemente, dado el avance de los créditos comerciales y de consumo. 


Contrario a esto, el sector de la construcción y la inversión neta en sociedades, presentaron panoramas poco alentadores. En el primer caso, el área aprobada para construcción disminuyó 3,4% respecto a lo obtenido en 2006, como consecuencia del menor número de metros destinados a vivienda. Por último, la disminución de 38,0% del capital involucrado en las reformas de sociedades influyó en el resultado negativo de la inversión neta.