La Junta Directiva del Banco de la República entrega Informe al Congreso

  • Español
  • English

La Junta Directiva del Banco de la República entregó hoy al Congreso el Informe correspondiente al presente semestre. De su contenido se deduce que están dadas las condiciones para la recuperación de la economía en un marco de estabilidad de precios.

 

Durante 1999 la economía colombiana inició el proceso de corrección de los grandes desequilibrios macroeconómicos que la hicieron tan vulnerable en los últimos años. El ajuste económico muestra ya los siguientes resultados positivos:

 

El déficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos pasó de 5.3% del PIB en 1998 a 1.5% al finalizar el año anterior. Ello alivia de manera importante las necesidades de financiamiento externo del país y mejora la percepción de solidez de la economía por parte de los mercados internacionales.

 

La inflación se redujo y se acerca a los niveles internacionales, lo cual contribuye a aumentar la tasa de crecimiento de la economía en el largo plazo y a mejorar la capacidad adquisitiva de la población.

 

La tasa de cambio se liberó sin sobresaltos y se ha mantenido estable a partir de entonces.

 

Las tasas de interés se redujeron continuamente a lo largo del año, alcanzando niveles mínimos históricos.

 

El suministro de liquidez por parte del Banco de la República ha sido suficiente para sostener la reactivación de la economía, sin arriesgar la estabilidad de los precios ni la del mercado cambiario.

 

Se consolidó la credibilidad interna y externa de la economía, al haberse adoptado un programa macroeconómico diseñado conjuntamente por el Gobierno y el Banco de la República, el cual fue avalado por el FMI.

 

Con el apoyo decidido del Congreso de la República, el Gobierno Nacional y FOGAFIN han venido tomando numerosas medidas para enfrentar el debilitamiento del sector financiero.

 

El Gobierno cumplió la meta de déficit fiscal del programa con el FMI y ha presentado a consideración del Congreso los proyectos de Ley que contribuirán a un ajuste estructural del desequilibrio fiscal.

 

Los elementos anteriores son esenciales para la recuperación de la actividad económica y el empleo en un marco de menor inflación. En lo que va corrido del año se observan signos claros de recuperación de la actividad económica y la tasa de inflación ha estado por debajo del 10%. Todo esto permite prever para el presente año un crecimiento del producto cercano al 3%, según proyecciones del Gobierno Nacional, y el cumplimiento de la meta de inflación definida por la Junta Directiva del Banco de la República.

 

Para consolidar la recuperación económica se requiere, además de recuperar la seguridad ciudadana y disminuir la incertidumbre, continuar avanzando en el ajuste de las finanzas públicas y en el proceso de fortalecimiento del sistema financiero. Para la corrección del desequilibrio fiscal es inaplazable adoptar medidas de fondo, como las propuestas por el Gobierno al Congreso de la República, o medidas alternativas que busquen el mismo objetivo.

 

Santafé de Bogotá, D. C., marzo 30 de 2000

Jueves, 30 Marzo 2000