22 de diciembre de 2000

  • Español
  • English

En su sesión ordinaria del día 22 de diciembre, la Junta Directiva del Banco de la República revisó los resultados de la inflación del mes de noviembre. La Junta registra con satisfacción los nuevos progresos que se continúan obteniendo en el control de la inflación, que son tanto más valiosos al producirse en un contexto de recuperación económica. En efecto, al concluir noviembre, la inflación anual al consumidor fue de 8.8%, registro que es menor en 0.9 puntos porcentuales al de noviembre de 1999 (9.7%) e inferior en 0.2 puntos porcentuales al observado en octubre. Con estos resultados no solo se consolida el logro de la meta de inflación, sino que muy posiblemente ésta no superará el 9% al finalizar el año y será inferior a la de 1999.

Otros indicadores del comportamiento del nivel de precios muestran también progresos importantes. Es así como el índice de precios al productor en noviembre experimentó una variación anual del 11%, tasa inferior en 0.9 puntos porcentuales al registro de octubre, y en 1.2 puntos porcentuales a la correspondiente variación observada de noviembre de 1999 (12.2%.) La inflación del productor se ha venido desacelerando sin interrupción durante el segundo semestre de este año, cayendo 4.6 puntos porcentuales entre junio (15.6%.) y noviembre (11%.)

 

Los resultados de los diversos modelos de proyección indican que muy probablemente la tendencia favorable que se viene observando en la inflación al consumidor y al productor se mantendrá hacia el futuro. Esto le permite a la Junta Directiva del Banco de la República reafirmar su optimismo sobre la viabilidad de alcanzar la meta de inflación del 8% para el 2001, por lo cual no considera necesario modificar la postura actual de la política monetaria.

 

La Junta consideró que para disminuir la volatilidad de la tasa de interés es conveniente seguir avanzando en el proceso de reducción de la amplitud de la franja de intervención. Con este propósito tomó la decisión –efectiva a partir de enero del 2001- de reducir la tasa Lombarda de expansión del 17% al 16% y de incrementar la tasa Lombarda de contracción del 7% al 8.5%, al tiempo que mantiene inalteradas las tasas de contracción y expansión a través de subasta en sus niveles actuales del 11% y 12% respectivamente.

 

La Junta también decidió no subir la tasa de interés remuneratoria máxima de 11% sobre la UVR para créditos destinados a la financiación de vivienda de interés social (sistema VIS). Al fijar dicha tasa se cumple con la Sentencia C-955 de 2000 de la Corte Constitucional.

 

Bogotá, Diciembre 22, 2000

Viernes, 22 Diciembre 2000