• Español
  • English
Autor o Editor: 
  • Banco de la República, DANE

Santander, 2012

Durante 2011, el Producto Interno Bruto PIB de Santander presentó una variación de 5,0% con respecto al año anterior; las ramas de actividad económica con mayor participación en el PIB del departamento fueron: resto de la industria (25,8%), construcción de obras de ingeniería civil (8,0%) y extracción de petróleo crudo y de gas natural; servicios de extracción de petróleo y de gas, excepto prospección; extracción de uranio y de torio (6,2%).

En 2012, Bucaramanga fue la ciudad con el mayor crecimiento del índice de precios al consumidor IPC (3,5%), seguida por Barranquilla y Cartagena (3,0%) y
Villavicencio (2,8%).

Por su parte, las exportaciones no tradicionales en el departamento de Santander presentaron un comportamiento favorable al reportar una variación de 36,7%, equivalente a US$121.348 miles FOB, es decir, US$32.575 miles más que el año anterior.

En cuanto al sector real en la región Andina Norte, la participación del ganado vacuno en el total nacional fue de 26,0%, mientras que en el ganado porcino fue
48,0%.

Con respecto a las licencias de construcción en el 2012 en Santander se otorgaron 1.385, 2,5% menos que el año anterior, y el área aprobada fue de
1.468.613 m2, inferior a 2011 en 19,8%.

La muestra trimestral manufacturera regional (MTMR) 2012 en los Santanderes registró un crecimiento en la producción real (1,3%), las ventas reales (0,0%) y el personal ocupado (1,4%).

Durante 2012, el movimiento de sociedades en Barrancabermeja registró un comportamiento creciente, por lo que logró una variación anual de 34,0% en su capital. Frente al capital neto suscrito la actividad de mayor participación fue minas y cantera, seguida de lejos por construcción y turismo; siendo esta última la de mayor crecimiento con un aumento del doble frente a 2011.

Entre tanto, la actividad financiera en Santander presentó un crecimiento favorable de 20,0% en la colocación de créditos respecto al año anterior, con lo que logró superar el registro de la variación nacional, y por lo tanto aumentar su participación en la misma. Por su parte, el monto de captaciones nominales registró un incremento de 18,4%; no obstante, los avances presentados fueron inferiores a los de un año atrás reflejando signos de desaceleración.

Frente a la situación fiscal, el recaudo de impuestos en el departamento durante 2012 mostró un incremento de 12,2% siendo inferior al registrado un año atrás. La retención se mantuvo como el tributo de mayor importancia, alcanzando cerca de la tercera parte del total regional y revelando un crecimiento de 6,5%; por su parte, el gravamen al patrimonio fue el único en presentar una reducción (-0,9%).