• Español
  • English
Autor o Editor: 
  • Banco de la República, DANE

Nuevos Departamentos, 2014

En 2013p el PIB de los nuevos departamentos (Guainía, Vichada, Vaupés, Guaviare y Putumayo) aumentó en 18,5%. Por grandes ramas de actividad la de mayor crecimiento fue explotación de minas y canteras 38,7%, seguida de electricidad, gas y agua 10,7% y, actividades de servicios sociales, comunales y personales 6,2%.

 

Las estadísticas laborales de las cinco capitales de los nuevos departamentos en 2014, mostraron que la tasa de ocupación (TO) y la de desempleo (TD) más altas fueron para San José del Guaviare, 61,8% y 14,1%, respectivamente. Mientras, la TD más baja fue para Mitú (7,9%). La mayor tasa global de participación (TGP) fue en San José del Guaviare con 71,9%, seguida de Mocoa y Puerto Carreño, ambas con 66,0%.

 

En cuanto al comercio exterior para 2014, en nuevos departamentos las exportaciones totales decrecieron 2,8%, las no tradicionales representaron el 0,4%, y las tradicionales el 99,6%; el grupo de productos CUCI que jalonó el comportamiento negativo en no tradicionales fue manufacturas, y en tradicionales, combustible y productos de las industrias extractivas. Las importaciones aumentaron 71,9%, impulsadas por el grupo de manufacturas.

 

A diciembre de 2014, el saldo consolidado de las operaciones activas de los departamentos de Guainía, Guaviare, Vaupés y Vichada mostró un avance anual de 7,2%, cifra que representó una evidente merma en el crecimiento frente a los resultados alcanzados desde 2011. Excepto la cartera comercial, se dio un aumento en las demás líneas, destacándose la de consumo por su contribución a la variación. A su vez, el saldo de las captaciones, que se incrementó en 3,9%, estuvo influenciado, de forma significativa, por el desempeño de los depósitos de ahorro.

 

El recaudo de impuestos en las direcciones seccionales de la DIAN de Inírida, Mitú, Puerto Carreño y San José del Guaviare registró un ascenso anual de 58,6% y una importante recuperación frente al alza obtenida en 2013. En este contexto, resaltó el comportamiento de las retenciones y el IVA, aun cuando todos los renglones principales mostraron mejoría.

 

En lo que se refiere al financiamiento de vivienda, el de VIS disminuyó 23,7%, y el de no VIS lo hizo en 8,4%. El mayor decrecimiento en el valor financiado fue para VIS usada con -36,0%, y el incremento más destacado para no VIS nueva de 15,2%.