Encaje bancario

Es una proporción (%) que los establecimientos de crédito deben mantener como reservas en sus cajas o en sus cuentas en el Banco de la República, por cada depósito que reciben del público. Este requerimiento garantiza que las entidades cuenten con la liquidez necesaria para garantizarles a sus depositantes la disponibilidad de su dinero.

Ejemplo: con un encaje de 11%, si usted deposita $100 en su cuenta de ahorro o corriente, su entidad financiera deberá guardar $11 obligatoriamente y podría conceder préstamos por $89.

Ahora, con el nuevo encaje de 8%, si usted deposita $100 en su cuenta de ahorros o corriente, la entidad deberá guardar solo $8 y podría prestar $92 a sus clientes, lo cual significa que habría más recursos disponibles en la economía.