• Español
  • English
Autor o Editor: 
  • Subgerencia de Política Monetaria e Información Económica
  • Grupo de Análisis del Mercado Laboral (Gamla)
  • Bonilla, Leonardo (Editor)
  • Flórez, Luz Adriana
  • Hermida, Didier
  • Lasso-Valderrama, Francisco Javier
  • Morales, Leonardo Fabio
  • Pulido, José David

Tendencia a la baja de la demanda laboral: pausa en las ciudades y continúa en las áreas rurales

La serie de Reportes del Mercado Laboral (RML) es una publicación trimestral del Grupo de Análisis del Mercado Laboral (Gamla) del Banco de la República, creado en 2017. Las opiniones y posibles errores son responsabilidad exclusiva del autor y sus contenidos no comprometen al Banco de la República ni a su Junta Directiva.

El objetivo de esta serie es ampliar la discusión y entendimiento sobre la coyuntura del mercado laboral colombiano, ofreciendo información pertinente para el público en general. Adicionalmente, esta serie busca una mejor aproximación con las diferentes audiencias, sobre resultados valiosos de investigaciones recientes sobre este tema y pertinentes para la labor del Banco de la República como son los temas relacionados con la fluidez del mercado laboral, la tasa de desempleo estructural, los impactos de impuestos a la nómina, los pronósticos de la tasa de desempleo, e indicadores líderes del mercado laboral, entre otros.

Publicado el: 
Viernes, 15 Noviembre 2019
Con información a agosto, los indicadores de empleo muestran una demanda laboral urbana que dejó de caer y una rural que continúa con tendencia a la baja. En el sector urbano la estabilidad de la demanda laboral se explica por el comportamiento de la ocupación asalariada, dado que el empleo en las categorías con condiciones laborales de más baja calidad (informal y no asalariado) continúa registrando contracciones importantes. Por su lado, la ocupación en el sector agrícola sigue mostrando crecimientos anuales negativos, lo cual explica en gran medida la destrucción del empleo rural. Sin embargo, en los últimos meses este sector muestra una mejoría en el margen, que, de mantenerse, señalaría una recuperación del empleo en el mismo. En cuanto a la participación laboral, esta continúa mostrando una tendencia decreciente en el total nacional, evitando que el deterioro en la ocupación se manifieste de manera más pronunciada en el desempleo. El aumento de la inactividad desde la ocupación se relaciona con motivos de insatisfacción o de adversidad en los puestos de trabajo, que son acordes con las caídas del ingreso laboral real que se observan sobre todo en el segmento informal. Así las cosas, la tasa de desempleo mostró una pausa en su tendencia ascendente en las ciudades, pero continuó aumentando en las áreas rurales, lo que se explica por la debilidad de la demanda laboral. En estas condiciones el mercado laboral se mantiene holgado y con un desempleo por encima de su nivel de equilibrio, lo que sugiere ausencia de presiones inflacionarias desde el mercado laboral en el futuro cercano.