Reporte de Mercados Financieros - Cuarto trimestre de 2021

Autor o Editor
Vargas-Herrera, Hernando
Cardozo-Ortiz, Pamela
Rojas-Moreno, Juan Sebastián
Quicazán-Moreno, Carlos Andrés
Ariza-Murillo, Sara
Barreto, Alejandra
Herrera, Nicolas
León-Díaz, Laura
Mateus, Julián
Orozco, Camilo
Ruiz-Cardozo, Cristhian
Torres, Nicolás
Lozano-Morales, Felipe
Morales-Pineda, Gabriel
Fecha de publicación

El año 2021 se caracterizó por una recuperación económica global más rápida de lo previsto a inicios del año. Esta recuperación trajo consigo aumentos en los precios de los commodities y en algunos casos, disrupciones de las cadenas globales de suministro dado la creciente demanda, lo que llevó a un aumento de las presiones inflacionarias a nivel global. Como respuesta a estas presiones, la mayoría de los bancos centrales a nivel global comenzó a retirar el estímulo monetario adoptado durante 2020 para afrontar la pandemia. Lo anterior llevó a aumentos de tasas de los títulos de deuda en economías emergentes y en menor medida en economías desarrollas. En este periodo el dólar estadounidense se fortaleció, mientras las monedas de países emergentes y de la región se vieron además presionadas por factores idiosincráticos. Por su parte, los mercados accionarios de países desarrollados presentaron valorizaciones superiores a las exhibidas por los índices de países emergentes. Este periodo se caracterizó por una alta volatilidad sobre los mercados financieros dado los posibles efectos de las nuevas variantes del COVID-19.

Durante el cuarto trimestres de 2021 (4T21) los mercados financieros se caracterizaron por mayores presiones inflacionarias, lo cual se tradujo en mayores tasas de interés y una continuación del fortalecimiento del dólar. Además, factores como nueva variante del COVID-19 (Ómicron), las expectativas de un retiro del estímulo monetario más acelerado y efectos idiosincráticos afectaron a los mercados durante este periodo.

Los mercados en Colombia no fueron la excepción. Durante el 2021 la Junta Directiva del Banco de la República (JDBR) aumentó su tasa de interés en 125 puntos básicos (pb) ubicándola en 3% en diciembre de 2021. Lo anterior como respuesta al mejor dinamismo del PIB, el buen desempeño de la demanda interna y externa y las mejores proyecciones de la economía, factores que permitieron iniciar el retiro gradual del estímulo monetario. Por su parte el peso colombiano se depreció, la deuda pública se desvalorizó y la percepción de riesgo a nivel local medida a través de los CDS y el EMBI aumentó,  como respuesta a diversos factores como lo fueron el retiro del grado de inversión del país, la incertidumbre política ante la cercanía de las elecciones legislativas y presidenciales que se llevaran a cabo en el 2022, las presiones inflacionarias que se tradujeron en mayores expectativas de inflación y la ampliación importante de los déficits fiscal y de cuenta corriente frente a los niveles previos del inicio de la pandemia.

Durante el 4T21, los mercados financieros colombianos continuaron presentando un comportamiento similar al observado durante el resto del año. El peso de depreció en línea con el fortalecimiento del dólar, la deuda pública se desvalorizó acorde a los movimientos de los Tesoros americanos en un contexto de políticas menos expansivas por parte de los bancos centrales, y mayores presiones inflacionarios. No obstante, el mercado accionario se vio favorecido principalmente por el buen comportamiento de las acciones pertenecientes al sector financiero y consumo básico. Durante este periodo la JDBR aumentó su tasa de interés en 100 pb.

Adicionalmente, esta edición incluye un Recuadro en el que se analiza la relación entre la participación de extranjeros en el mercado local de deuda pública y la sensibilidad de las condiciones financieras locales frente a cambios en factores globales. Asimismo, se explora cómo la composición de esa base inversionista de no residentes y su participación en el total de agentes en el mercado podría afectar dicha sensibilidad.