Búsqueda por departamentos


Amazonas Antioquia Arauca Atlántico
Bolivar Boyacá Caldas Caquetá
Casanare Cauca Cesar Chocó
Córdoba Cundinamarca Huila La Guajira
Magdalena Meta Nariño Norte de Santander
Quindío Risaralda

San Andrés, Providencia y Santa Catalina

Santander
Sucre Tolima Valle del Cauca Nuevos departamentos 


Las opiniones expresadas en los artículos publicados son de responsabilidad exclusiva de sus autores y no comprometen en forma alguna al Banco de la República ni a su Junta Directiva.

Autor o Editor: 
Banco de la República, DANE

Tolima, 2012

2012

En 2011 el PIB del departamento de Tolima ascendió a $13,7 billones, lo que representó 2,2% del nacional, con un crecimiento de 3,1% con relación a 2010.

El comportamiento de los precios de los productos de la canasta familiar en Ibagué obtuvo un resultado decreciente en 2012 al llegar a 2,3% frente a 4,4% registrado en 2011.

El mercado laboral registró durante 2012 un índice de desempleo de 13,3%, cifra que disminuyó 3,9 pp con respecto al año precedente.

En el departamento del Tolima las exportaciones de productos no tradicionales registraron US$29.687 miles en 2012, al incrementarse 33,6% con relación a 2011. Este resultado se originó principalmente por el crecimiento de 40,6% en las exportaciones del sector industrial, el cual participó con 88,6% del total exportado. De otro lado, el comportamiento de las importaciones fue superior al mostrado por el total nacional.

En el área urbana de Ibagué las obras de edificación censadas presentaron un crecimiento tanto en las nuevas como en las culminadas. Las nuevas crecieron 72,6% mientras que las culminadas aumentaron en 22,2%. Entre tanto el área aprobada para vivienda en el departamento presentó una disminución de 9,3%. Los créditos desembolsados para vivienda se incrementaron en 11,7% frente al año anterior.

Un aspecto destacado en la economía del Tolima durante 2012 fue el incremento sustancial de la inversión neta de capital en sociedades (40,9%), por efecto de la elevada constitución de nuevas empresas.

Por su parte, el sector financiero, aunque desaceleró su ritmo de crecimiento, logró aumentar las colocaciones a una tasa de 15,6%, ligeramente superior al promedio nacional (14,6%), merced a la dinámica de las líneas de microcrédito y vivienda; entre tanto, el avance de las captaciones (12,1%) fue jalonado por los depósitos de ahorro.

En el sector agrícola, el área sembrada en arroz  experimentó un ligero descenso a causa del fuerte verano, mientras que en el maíz, que también se vio castigado por el Fenómeno del Niño, se produjo un repunte en la superficie sembrada (25,5%), aunque los rendimientos se deterioraron ostensiblemente. El área en sorgo sufrió una notable caída.

En el comercio interno disminuyó el ritmo de crecimiento frente al registrado en 2011, y avanzó moderadamente durante gran parte del año y decreció levemente en los dos últimos meses; entre tanto, la venta de vehículos mostró una tendencia descendente durante tres cuartas partes del año.