Desarrollo del Proyecto


 

En forma paralela al diseño y construcción del edificio se realizaron dos actividades básicas para garantizar el éxito de la empresa acometida: en primer lugar, se adquirió el equipo que conjuntamente con el existente en los talleres gráficos, antiguo taller de impresión del banco, conformaría la dotación de la nueva Imprenta. 

 

Tal equipo, en su mayoría producido en Italia y Alemania fue diseñado y fabricado con las más altas especificaciones técnicas disponibles en la época. Entre las máquinas importadas se encontraban las que por primera vez con carácter industrial permitieron obtener en Colombia la impresión intaglio o calcográfica, multicolor, elemento fundamental, aun en nuestros días, de la seguridad de los documentos de valor y especialmente de la de los billetes de banco.

 

En complemento de lo anterior y de manera simultánea, se ejecutó un minucioso programa de selección de personal para ser entrenado en las nuevas y especializadas técnicas de diseño, elaboración de planchas, impresión y control requeridos para la fabricación de billetes. Fue así como artistas y técnicos de las diversas ramas fueron escogidos para realizar cursos de preparación en áreas específicas y, para el efecto, en períodos de varios meses y en algunos casos años, se desplazaron a Europa para recibir la instrucción correspondiente que aseguraría la iniciación, sin tropiezos, de la importante actividad. Grabadores, diseñadores y dibujantes, técnicos en fotomecánica y galvanoplastia e impresores, tuvieron la oportunidad de capacitarse adecuadamente en Roma, Milán, Viena, Bruselas y Londres.

 

Aquí conviene señalar que la Imprenta de Billetes del Banco de la República de Colombia fue la tercera instalación de esta naturaleza en Latinoamérica después de las de Argentina y Chile y, en sus comienzos, se consideró como modelo mundial. Como consecuencia de lo anterior, México y Brasil la escogieron como fuente de preparación y capacitación de sus operarios, cuando en oportunidades posteriores iniciaron actividades en la fabricación de sus propios billetes. Más adelante, tanto México como Brasil tomaron el liderazgo y alcanzaron la autosuficiencia al elaborar sus propios diseños y producir localmente todas sus necesidades; sin embargo, unos y otros reconocen el aporte recibido de la Imprenta del Banco de la República en su adecuada capacitación, base del éxito alcanzado por sus imprentas.

 

En la actualidad, en la región de Latinoamérica, sólo cuentan con imprentas de billetes propias: Argentina, Chile, Brasil, México, Venezuela y Colombia; Ecuador operó, hasta la puesta en vigencia de la dolarización, una instalación dedicada únicamente a realizar la última fase de impresión y el acabado de los billetes. 

 

Terminada la construcción del edificio, instalado el equipo básico y entrenado el personal, la Imprenta inició sus labores en junio de 1959. El día 23 de octubre de 1959 con la presencia del señor Presidente de La República Dr. Alberto Lleras Camargo, los miembros de la junta directiva y altos funcionarios del instituto, tuvo lugar, en sencilla ceremonia, la inauguración oficial de la Imprenta de Billetes del Banco de la República de Colombia.

 

Contenido disponible en / Available in:

  • Español
  • English