Búsqueda por departamentos


Amazonas Antioquia Arauca Atlántico
Bolivar Boyacá Caldas Caquetá
Casanare Cauca Cesar Chocó
Córdoba Cundinamarca Huila La Guajira
Magdalena Meta Nariño Norte de Santander
Quindío Risaralda

San Andrés, Providencia y Santa Catalina

Santander
Sucre Tolima Valle del Cauca Nuevos departamentos 


Las opiniones expresadas en los artículos publicados son de responsabilidad exclusiva de sus autores y no comprometen en forma alguna al Banco de la República ni a su Junta Directiva.

Autor o Editor: 
Alberto Gómez, María E. Orozco, Ángela M. Hurtado, Bernardo González, José A. Ceballos

Risaralda, I semestre de 2008

Junio
2008

Gracias al esfuerzo compartido entre el Banco de la República y el DANE, con el apoyo y la decidida participación de entidades como la Cámara de Comercio de Pereira, la DIAN y el Comité Departamental de Cafeteros de Risaralda, investigadores y demás usuarios han venido contando semestralmente con un compendio de indicadores básicos, comparables con el resto de regiones del país. Para la presente entrega el Comité Directivo Nacional del ICER, decidió realizar algunos cambios metodológicos al documento, con el fin de ofrecer una mayor variedad de cuadros y gráficos, así como una síntesis del comportamiento de las principales variables económicas del Departamento.

 

Dentro de los aspectos más relevantes de la actividad económica del departamento de Risaralda durante el primer semestre de 2008, se tiene la desaceleración de algunos sectores, los cuales sustentan en gran medida el crecimiento, desarrollo y empleo en la región.

 

Es así como la construcción advirtió una fuerte contracción del 48,2% al pasar de 427.578 m2 en el primer semestre de 2007 a 221.313 m2 en similar lapso de 2008. De igual manera, el sector cafetero mostró un comportamiento negativo al disminuir la producción el 14,6% en el periodo de análisis, a causa del invierno que se registra en todo el territorio nacional. 

 

Por su parte, el sistema financiero reflejó a junio del presente año un avance del 2,6% en las cuentas pasivas. En tanto, el saldo de la cartera sumó $2.1 billones, con un aumento entre semestres del 30,6%, sustentado en un alto porcentaje en los créditos comerciales que, no obstante haber registrado desaceleración frente a lo evidenciado en igual semestre de 2007, en este periodo creció el 36,7%.

 

Lo anterior, influyó adversamente en el mercado laboral de la ciudad al situarse la tasa de desempleo durante el periodo abril - junio de 2008 en 13,0%, cifra superior al promedio de las trece principales ciudades del país, 11,6%.