Búsqueda por departamentos


Amazonas Antioquia Arauca Atlántico
Bolivar Boyacá Caldas Caquetá
Casanare Cauca Cesar Chocó
Córdoba Cundinamarca Huila La Guajira
Magdalena Meta Nariño Norte de Santander
Quindío Risaralda

San Andrés, Providencia y Santa Catalina

Santander
Sucre Tolima Valle del Cauca Nuevos departamentos 


Las opiniones expresadas en los artículos publicados son de responsabilidad exclusiva de sus autores y no comprometen en forma alguna al Banco de la República ni a su Junta Directiva.

Autor o Editor: 
Julio Escobar, Arley Barandica, Bernardo R. Pazos, Deisy P. Lucero, Nazly González

Nariño, 2009

2009

En 2009, la economía de Nariño presentó signos de desaceleración en la actividad económica. El alto desempleo, principalmente en su capital, y el efecto de las pirámides incidieron sobre la demanda de los hogares. De igual forma, las consecuencias de la crisis internacional y las restricciones comerciales con Ecuador y Venezuela golpearon la economía del suroccidente colombiano. 


El comercio fronterizo estuvo afectado por las restricciones comerciales impuestas por Ecuador, lo que se reflejó en una caída de 68,8% en las exportaciones no tradicionales de Nariño. 

 

La tasa de desempleo en Pasto presentó aumento de 2,7 puntos porcentuales al ubicarse en 16,8%, comparada con el 14,1% de un año atrás; además, estuvo por encima del promedio de las 24 ciudades encuestadas por el DANE. 

 

La menor presión de la demanda y mayor oferta interna de bienes, debidas también a la disminución en las exportaciones a Venezuela y Ecuador, permitieron que la inflación de Pasto estuviera por debajo del promedio nacional. 

 

Por su parte, el saldo de las captaciones del sistema financiero de Nariño se ubicó en $1,29 billones de pesos, 14,8% más que el de 2008. A su vez, la cartera neta cerró en $1.17 billones de pesos, con incremento de 2,6%, superior al promedio del total nacional. La cartera de microcréditos presentó incremento de 16,5%, en tanto que la hipotecaria, en la que no se esperaba un buen desempeño debido al ciclo descendente en que se encontraba la construcción, creció un 14,0%, producto de la política de subsidios a la tasa de interés por parte del gobierno nacional. 

 

Finalmente, la reactivación económica de Nariño estará orientada por el restablecimiento de las relaciones comerciales con Ecuador, la construcción de obras civiles y el mejoramiento de la malla vial de Pasto, que ayudarán a resolver la situación de empleo en el departamento una vez superada la crisis de las pirámides que afectó al suroccidente de colombiano.