Junta Directiva del Banco de la República reitera meta de inflación de 3% (+/- 1 punto porcentual)


Versión para impresión
  • De conformidad con lo establecido en la Ley 31 de 1992, el Banco de la República reitera que su meta de inflación es 3%.

 

  • La inflación puede desviarse de la meta debido a choques transitorios que golpean las economías y que, en algunos casos, se reversan rápidamente. Por lo tanto, en lugar de tratar de mantener la inflación en la meta en todo momento, los bancos centrales definen un horizonte de tiempo para alcanzarla.

 

  • En el marco de la estrategia de Inflación Objetivo que sigue la Junta Directiva del Banco de la República, la política monetaria tiene flexibilidad para llevar la inflación a la meta en un lapso que depende, entre otras cosas, de la naturaleza, el tamaño y la persistencia de los choques recibidos, de los rezagos con los que la política monetaria afecta la inflación y de la percepción de la Junta sobre el costo de distintas velocidades de convergencia a la meta.

 

  • En el último año, la economía colombiana ha estado expuesta a fuertes choques de oferta, de carácter transitorio, que han afectado los precios al consumidor. La depreciación del peso ha impactado los precios de los bienes importados y los costos de producción. Además, por razones climáticas se han presentado incrementos importantes en los precios de los alimentos. Como resultado, la inflación se ha desviado de la meta de forma temporal. Por el tamaño y la persistencia de los efectos de estos choques, se espera que la convergencia de la inflación a la meta se de en un horizonte de política de dos años.

 

  • Frente a los choques temporales descritos, tratar de lograr una convergencia más rápida de la inflación a la meta produciría cambios excesivos de las tasas de interés de política y un costo elevado en términos de empleo y actividad económica. Sin embargo, una excesiva lentitud en la respuesta también sería costosa: si las expectativas de inflación de mediano plazo se distancian de la meta, su re-alineamiento requeriría una política monetaria más apretada en el futuro y una desaceleración fuerte de la economía. 

 

  • La meta de inflación del 3% es la base de la estrategia de política monetaria. Las decisiones de la Junta se encaminan a su logro y la convergencia de la inflación a la misma se facilita si quienes determinan precios y salarios incorporan estos hechos en sus decisiones. 

Bogotá.
Viernes, 27 Noviembre 2015
13:43

Contenido disponible en / Available in:

  • Español
  • English