Asistencia a México y Brasil

  • Español
  • English

 

A finales de los años sesenta una vez consolidada la Imprenta como instalación industrial, el Banco de México alentado por los resultados obtenidos en Colombia, decidió acometer una empresa similar, en todo momento apoyado por el Banco de la República y su Imprenta de Billetes.

 

Para el efecto, las instalaciones de Bogotá fueron ofrecidas y los impresores y técnicos colombianos sirvieron de maestros a los mexicanos, quienes posteriormente, con base en su bien entendido nacionalismo, lograron superar tanto en capacidad como en desarrollo, la obra colombiana.

 

La estrecha cooperación entre estas dos instituciones hermanas ha sido permanente. Como adelante se mencionará, la primera edición del billete de $10.000, puesta en circulación en octubre de 1992, en conmemoración de los 500 años de vida americana, fue producida en la Fábrica de Billetes del Banco de México.

 

Por otro lado y con las mismas motivaciones, en 1967 Brasil emprendió a su vez el proyecto de impresión de sus billetes en su antigua Casa da Moneda, acudiendo en igual forma al Banco de la República para capacitar su personal en Bogotá. En 1983 se puso en funcionamiento el Complejo Industrial de Santacruz dedicado a la producción de papel moneda, moneda metálica, medallas, sellos, papeles fiduciarios y fundición refinación y titulación de oro. En la actualidad, es la instalación de estas características, más importante de Latinoamérica, atiende la totalidad de las necesidades locales y suministra eventualmente billetes y documentos valor a otros países.

 

Durante 1998, en cumplimiento de labor similar, a solicitud del Banco Central de Venezuela, una vez más la Imprenta acogió, en un programa de capacitación, parte del personal de operarios que se formaron para manejar los equipos de producción de las modernas instalaciones de la Casa de la Moneda construida en la ciudad de Maracay, la cual inició sus actividades productivas a finales de 1999.