La pobreza en Santa Marta: Los Estragos del Bien


Serie: 
Documentos de Trabajo sobre Economía Regional y Urbana
Número: 
266
30
Abril
2018
Autor o Editor: 
Meisel-Roca, Adolfo
Ricciulli-Marin, Diana
Editorial: 
Banco de la República
Clasificación JEL: 

Resumen no técnico
En 2017, el porcentaje de personas viviendo en condición de pobreza monetaria en Santa Marta fue de 33%. Con este resultado, la ciudad se ubicó como la tercera con mayor pobreza en la región Caribe, superada solo por Riohacha y Valledupar. Esto contrasta con lo que se vivió tres décadas atrás. En 1985, el indicador de necesidades básicas insatisfechas (NBI) posicionó a Santa Marta como la ciudad con menor pobreza entre las ocho capitales de la costa Caribe. La pregunta es entonces: ¿cuándo inició el retroceso? En el periodo 1985-1993, mientras que Cartagena y Barranquilla redujeron su pobreza en 9 puntos porcentuales, la de Santa Marta aumentó en 1 punto porcentual. Siguiendo esta tendencia, Santa Marta sería superada por estas dos ciudades y esto se mantendría para el dato más reciente de pobreza por NBI de 2005.

El estudio de la pobreza en Santa Marta es indispensable para plantear soluciones adecuadas que permitan avanzar en su superación. Este documento tiene tres objetivos principales: (i) realizar una caracterización espacial de la pobreza en Santa Marta, (ii) investigar las razones de su rezago relativo en reducción de pobreza y (iii) proponer una serie de inversiones para llevar la pobreza de la ciudad al promedio que tendrán las 23 ciudades principales e intermedias en 2030. La información espacial y los mapas son de gran utilidad para identificar los lugares donde se concentran los más pobres, así como para conocer sus principales necesidades. Por su parte, algunos antecedentes históricos de la segunda mitad del siglo XX, permiten tener una aproximación al retroceso vivido.

El trabajo encuentra que uno de los hechos relacionados con el aumento relativo de la pobreza fue la llegada masiva de desplazados a la ciudad. Según el Registro Único de Víctimas, en el periodo 1985-2017, Santa Marta fue la tercera ciudad que más recibió desplazados en el país, solo después de Bogotá y Medellín. Este crecimiento poblacional resultó en la concentración de pobreza en las faldas de los cerros aledaños y en algunas zonas del casco urbano, en donde son recurrentes la falta de servicios públicos y el bajo logro educativo de la población. Precisamente, es en este último tema donde se encuentran los principales retos de la ciudad. Santa Marta ocupa los últimos lugares en indicadores de calidad educativa: en las pruebas Saber 11 de 2017 los estudiantes samarios solo superaron a los de Quibdó.

Para superar el rezago en pobreza, se deben entonces priorizar inversiones en cuatro sectores: educación, vivienda, acueducto y alcantarillado, y empleo. El costo total aproximado de estas inversiones es de 433 millones de dólares en los próximos 12 años, los cuales se podrían financiar con un mayor esfuerzo fiscal local y una mayor calidad del gasto público. Implementar esta estrategia permitirá revertir la tendencia mencionada y llevar la pobreza de Santa Marta al promedio que tendrán las 23 ciudades principales e intermedias de Colombia en 2030.

Resumen
En 1985, el indicador de pobreza por Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI)  posicionó a Santa Marta como la ciudad con menor pobreza entre las ocho  capitales de la región Caribe. Tres décadas más tarde, en 2017, Santa Marta fue la  tercera ciudad con mayor pobreza monetaria en la región, solo superada por  Riohacha y Valledupar. Este documento tiene tres objetivos principales: (i) realizar  una caracterización espacial de la pobreza en Santa Marta, (ii) investigar las  razones del rezago relativo en reducción de pobreza y (iii) proponer una serie de  inversiones para superar dicho rezago. El análisis encuentra que el retroceso se  debe en buena parte a la llegada masiva de desplazados que inició en la década de  1990. Por su parte, los mapas muestran la aparición de cinturones de miseria en las  faldas de los cerros aledaños y en algunas zonas del perímetro urbano, en donde la  pobreza coincide con la informalidad y el bajo logro educativo de la población.  Estos y otros resultados, revelan prioridades de inversión en cuatro sectores:  educación, vivienda, acueducto y alcantarillado, y empleo.


Abstract
In 1985, Santa Marta was the city with the lowest level of structural poverty in the  Caribbean region. Three decades later, in 2017, Santa Marta had the third highest  monetary poverty rate in the region, only lower than Riohacha and Valledupar.  The purpose of this paper is threefold. First, to characterize poverty and its spatial  dimension in Santa Marta. Second, to understand the causes of the lag in poverty reduction. And third, to propose a set of investments to overcome this lag. The  analysis shows that one of the main factors associated with poverty in the city was  the massive arrival of displaced people starting in 1990. The maps, meanwhile,  show the appearance of misery belts in the surrounding foothills and in some areas  inside the urban perimeter, where poverty is correlated with informality and low  educational attainment of the population. All in all, results reveal investment  priorities in four sectors: education, housing, water and sewage, and employment.

Categoría: 
Documentos en elaboración

Contenido disponible en / Available in:

  • Español
  • English
  Video completo "20 años del Centro de Estudios Económicos Regionales del Banco de la República" (7 minutos 9 segundos)

 

 

  Promo "20 años del Centro de Estudios Económicos Regionales del Banco de la República" (2 minutos 58 segundos)

-