Búsqueda por departamentos


Amazonas Antioquia Arauca Atlántico
Bolivar Boyacá Caldas Caquetá
Casanare Cauca Cesar Chocó
Córdoba Cundinamarca Huila La Guajira
Magdalena Meta Nariño Norte de Santander
Quindío Risaralda

San Andrés, Providencia y Santa Catalina

Santander
Sucre Tolima Valle del Cauca Nuevos departamentos 


Las opiniones expresadas en los artículos publicados son de responsabilidad exclusiva de sus autores y no comprometen en forma alguna al Banco de la República ni a su Junta Directiva.

Autor o Editor: 
Julio Escobar, Deisy P. Lucero, Bernardo Pazos, Jaime A. Collazos, Nazly González

Nariño, 2011

2011

Luego de presenciar durante 2010 un crecimiento de 3,3% en el PIB de Nariño, la actividad económica del departamento continuó presentando en 2011 señales de recuperación en sus principales renglones, sin embargo, por debajo del promedio nacional. Esta mejor dinámica estuvo impulsada básicamente por el repunte de la demanda interna de los hogares y la demanda externa por mayores compras de Estados Unidos y de países europeos, que a pesar de su crisis financiera, incrementaron sus compras al departamento.

En ese sentido, el crecimiento del consumo de los hogares nariñenses se vio reflejado en el buen comportamiento de las ventas de vehículos, alimentos (carne bovina y porcina) y en los créditos otorgados por la actividad financiera. Entre las diferentes líneas de colocaciones sobresalieron por sus incrementos anuales: la cartera comercial, hipotecaria y de consumo.

En cuanto al comercio exterior de Nariño, igual a la tendencia creciente en las exportaciones totales, las no tradicionales también crecieron. Las ventas externas no tradicionales siguieron focalizándose en aceite de palma, pescado congelado, baúles y maletas, preparaciones tensoactivas, insecticidas y manufacturas de plástico.

En las compras externas, es de resaltar el buen avance y concentración de las importaciones en la adquisición de bienes de consumo no duradero, materias primas y productos intermedios para la industria. Por otro lado, la variación de precios de los productos de la canasta básica para Pasto también mostraron resultados positivos al cerrar el año con tendencia descendente, 2,4% frente a 2,6% de 2010.

Acorde con los buenos resultados económicos, la actividad edificadora evidenció un desempeño positivo en sus principales indicadores, sin embargo cerró el año con un bajo desempeño en cuanto al área aprobada para vivienda. No obstante, existen expectativas favorables por incrementos en los despachos de cemento gris en el departamento.

Finalmente, la recuperación económica departamental en 2011, también se reflejó en el buen comportamiento del mercado laboral. Las tasas de desempleo y subempleo en Pasto presentaron caídas significativas, siendo las más bajas de los últimos años, aspecto favorable para el consumo de los hogares, lo que permitirá impulsar los factores locales de producción durante 2012.