• Español
  • English
Autor o Editor: 
  • Joaquín Bernal
  • Freddy Cepeda
  • Fabio Ortega

Cuantificación de la contribución de las fuentes de liquidez en el Sistema de Pagos de Alto Valor en Colombia: una aproximación preliminar

En el presente trabajo se realiza un análisis de estática comparativa relacionado con la cuantificación de la contribución de las distintas fuentes de liquidez que utilizan las entidades financieras en Colombia para  cumplir (liquidar) sus obligaciones en el sistema de pagos de alto valor operado por el Banco de la República, al que se denomina sistema CUD. Con base en ello se evalúa también la incidencia de diversas políticas adoptadas por el banco central para propender por la liquidación más temprana de las operaciones y mitigar riesgos de liquidez en el sistema de pagos de alto valor. Para tales efectos, se consideró el comportamiento transaccional y de liquidez intradía de los participantes en el CUD correspondiente a dos periodos de marcadas diferencias tanto en la funcionalidad del sistema como en el entorno económico (mayo de 2002 y mayo de 2010), agregando la información por grupos de agentes más activos como son los bancos, comisionistas de bolsa y sociedades fiduciarias.

En la metodología propuesta se asume que los participantes utilizan como fuente primaria su saldo en  cuentas de depósito en el banco central (encaje) con el cual inician un día de operaciones, luego se calcula el valor efectivo de la liquidez provista por el Banco de la República u obtenida en el mercado monetario y se toma  como residuo la dinámica de los pagos entre los agentes (liquidez de los pagos entrantes). Este análisis permite hacer una aproximación preliminar a la identificación de las estrategias utilizadas por  las entidades financieras  respecto  al uso de cada una de las fuentes alternativas de liquidez en el sistema de pagos y a identificar riesgos potenciales que se derivan de las mismas para cada tipo de participantes y sobre el sistema en su conjunto. También provee elementos de juicio a las autoridades financieras para el diseño de políticas macroprudenciales que mitiguen el riesgo de liquidez y el riesgo sistémico.