Búsqueda por departamentos


Amazonas Antioquia Arauca Atlántico
Bolivar Boyacá Caldas Caquetá
Casanare Cauca Cesar Chocó
Córdoba Cundinamarca Huila La Guajira
Magdalena Meta Nariño Norte de Santander
Quindío Risaralda

San Andrés, Providencia y Santa Catalina

Santander
Sucre Tolima Valle del Cauca Nuevos departamentos 


Las opiniones expresadas en los artículos publicados son de responsabilidad exclusiva de sus autores y no comprometen en forma alguna al Banco de la República ni a su Junta Directiva.

Autor o Editor: 
Alberto Gómez, María E. Orozco, Diana C. Zuluaga, Fabio A. Agudelo, José A. Ceballos

Quindío, II semestre de 2008

Diciembre
2008

Gracias al esfuerzo compartido entre el Banco de la República y el DANE, con el apoyo y la decidida participación de entidades como la Cámara de Comercio de Armenia, la DIAN y el Comité Departamental de Cafeteros del Quindío, investigadores y demás usuarios han venido contando semestralmente con un compendio de indicadores básicos, comparables con el resto de regiones del país. Para la presente entrega el Comité Directivo Nacional del ICER, decidió realizar algunos cambios metodológicos al documento, con el fin de ofrecer una mayor variedad de cuadros y gráficos, así como una síntesis del comportamiento de las principales variables económicas del Departamento.

 

Al igual que en el resto del país, en el Quindío durante el año 2008, la actividad económica presentó desaceleración, especialmente, en los dos principales sectores generadores de empleo: La construcción y la caficultura. El primero de ellos mostró un descenso en el área de 33,5% frente a 2007, al reportar 127.405m2, el segundo menor registro desde el año 2000. En la caficultura, la producción observó una disminución de 19,7%, debido al invierno registrado en gran parte del año 2007, a lo que se sumó los altos costos de los abonos, que limitaron las prácticas adecuadas de fertilización de las plantaciones. Asimismo, se registró un mayor número de sociedades liquidadas, 13 más que el año anterior, y el valor, igualmente, fue superior en 131,3%. Estos factores influyeron en el poco movimiento que se observó en las captaciones del sistema financiero del Departamento, al evidenciar un saldo de $636 mil millones, 0,5% por encima de la cifra de 2007.

 

Como hechos destacados se pueden mencionar la recuperación de las exportaciones no tradicionales, constituidas en un alto porcentaje por productos de origen industrial, al presentar un aumento de 6,0%, cuando en el año 2007 se había observado una disminución de 5,1%. Lo anterior concuerda con el consumo de energía eléctrica en este sector, al crecer anualmente el 29,9%.