Búsqueda por departamentos


Amazonas Antioquia Arauca Atlántico
Bolivar Boyacá Caldas Caquetá
Casanare Cauca Cesar Chocó
Córdoba Cundinamarca Huila La Guajira
Magdalena Meta Nariño Norte de Santander
Quindío Risaralda

San Andrés, Providencia y Santa Catalina

Santander
Sucre Tolima Valle del Cauca Nuevos departamentos 


Las opiniones expresadas en los artículos publicados son de responsabilidad exclusiva de sus autores y no comprometen en forma alguna al Banco de la República ni a su Junta Directiva.

Autor o Editor: 
Alberto Gómez, Sandra M. Mesa, Ángela M. Hurtado, José A. Ceballos

Caldas, 2007

2007

Gracias al esfuerzo compartido entre el Banco de la República y el DANE, con el apoyo y la decidida participación de entidades como la Cámara de Comercio de Manizales, la DIAN y el Comité Departamental de Cafeteros de Caldas, investigadores y demás usuarios han venido contando semestralmente con un compendio de indicadores básicos, comparables con el resto de regiones del país. Para la presente entrega el Comité Directivo Nacional del ICER, decidió realizar algunos cambios metodológicos al documento, con el fin de ofrecer una mayor variedad de cuadros y gráficos, así como una síntesis del comportamiento de las principales variables económicas del Departamento.

 

El desempeño económico del departamento de Caldas al cierre del año 2007, presentó resultados positivos en la mayor parte de las variables analizadas. Se debe mencionar en primer lugar el menor desempleo registrado en el conjunto urbano Manizales – Villamaría, 13,2%, sin embargo continúa siendo superior a la tasa registrada por las trece áreas metropolitanas. La inversión neta en sociedades mostró una evolución destacada al duplicar el registro del año 2006, gracias a las reformas a capital que mostraron un incremento del 76,6%. De igual manera, el movimiento del sistema financiero evidenció en las cuentas pasivas avance en sus principales componentes; de la misma forma las colocaciones se expandieron notablemente, 34,4%, debido en un alto porcentaje a los créditos comerciales y de consumo. En lo que respecta al sector externo, se registró una balanza comercial positiva, pese a la evolución del 35,5% en las importaciones.

 

El óptimo comportamiento se reflejó igualmente en el sector de la construcción, el cual presentó una expansión en el área total aprobada de 39,2%. Por último, la producción de café registró un aumento de 5,9%, gracias al proceso de renovación de los cultivos.