¿Qué son las reservas internacionales?

  • Español
  • English

 

Las reservas internacionales están formadas por los activos externos que están bajo control del Banco de la República. Estos activos son de disponibilidad inmediata y pueden ser usados para financiar pagos al exterior, por ejemplo, los pagos por importaciones. Las reservas internacionales también pueden ser utilizadas por el Banco de la República para intervenir en el mercado cambiario y defender la tasa de cambio cuando ello sea necesario.

 

La acumulación de reservas internacionales es el resultado de las transacciones que un país realiza con el exterior. Las transacciones que producen ingresos de divisas entre otras son las exportaciones, los créditos de bancos extranjeros, las transferencias hechas por colombianos en el exterior, y la inversión extranjera en el país. Las que generan egresos de divisas son las importaciones, los pagos de intereses de las deudas contraídas en el exterior, y los giros de colombianos desde el interior hacia el exterior, entre otras. Cuando los ingresos son mayores que los egresos se acumulan reservas internacionales.

 

El Banco de la República administra las reservas internacionales del país de manera que estén disponibles cuando se requieran. Si bien se busca que la inversión de estas reservas tenga una rentabilidad, los criterios principales para su manejo son la seguridad de estas inversiones y su liquidez.

 

El principal componente de las reservas corresponde a las inversiones financieras, de corto plazo, que están representadas en depósitos y títulos valores en el exterior. De estas inversiones el 88,9% se compone de monedas libremente convertibles, de las cuales el 80% son dólares, el 15% euros y el 5% yenes. El 8,1% que se encuentra en el Fondo Monetario Internacional, corresponde a la inversión en Derechos Especiales de Giro (medios de pago emitidos por el Fondo Monetario Internacional) y a la posición de reservas del país en el FMI; el 2,7% está invertido en el Fondo Latinoamericano de Reservas, y un pequeño porcentaje (el 1,1%) en oro.