El período de transición

  • Español
  • English

 

A la salida de don Carlos Rojas LL., las directivas decidieron nombrar en la Dirección de la Imprenta al hasta entonces asesor industrial de la gerencia, Dr. Eduardo Wills C., antiguo presidente de la empresa bavaria, quien permaneció en este cargo hasta abril de 1981. Durante esta etapa se continuó el proceso de renovación del equipo impresor y se dieron los pasos iniciales para modernizar la sección Acabado.

 

En remplazo del Dr. Wills, asumió la Dirección el funcionario de carrera en el banco Dr. Gustavo Navarrete T., quien en forma sobresaliente dedicó su energía y conocimientos al mejor desarrollo de la Planta. Durante su corta permanencia de un año, fue notable su gestión. A partir de 1981 se modificó la jornada de trabajo existente a las condiciones de jornada continua, vigente en la actualidad. Fueron instaladas las máquinas de corte y empaque Cutpak y su equipo accesorio para la sección de Acabado y se instaló la cuarta máquina Intagliocolor de cuatro planchas. Asimismo y bajo la excelente orientación del Dr. Jaime Sabogal R., subgerente general administrativo, se concretó el proyecto de fabricación local de un billete de $100 con nuevo diseño, enmarcado dentro de los parámetros de una nueva familia, trabajo encargado a la firma De La Rue Giori S. A. de Suiza. De igual manera, se produjo localmente la última edición del billete de $200 (Bolívar / café), fabricado hasta entonces por Thomas De la Rue en Inglaterra. La primera edición local de este signo llevaba las firmas de Rafael Gama Q., Gerente y Francisco J. Ortega, Secretario, con fecha 1º de enero de 1982. 

 

 

A partir del 24 de marzo de 1982, en remplazo del Dr. Gustavo Navarrete, asumió la Dirección de la Imprenta, el Dr. David Vallejo M., bajo las orientaciones de la Subgerencia del área industrial, dependencia creada en 1981, como parte integrante de la Subgerencia General Administrativa del Banco.

 

En 1982 con la instalación de la cuarta máquina Intagliocolor 8, concluyó el programa de renovación del equipo de producción iniciado diez años atrás.

 

En 1983 se inició el programa orientado a fabricar localmente el billete de $200 (Expedición Botánica), originalmente impreso y suministrado por Thomas De la Rue. La calidad obtenida en este caso al igual que en los demás billetes producidos en la Imprenta, fue objeto del mejor reconocimiento.

 

Una de las realizaciones más importantes de esta época corresponde al estudio e implantación, en 1983, del sistema de contabilidad de costos diseñado por la firma Price Waterhouse cuyo montaje y puesta en marcha, tomó alrededor de dos años.

 

Merece acá especial mención un hecho que cambió temporalmente la naturaleza jurídica de la Imprenta, el cual consistió en la venta efectuada por el Banco a la Nación, a través de la Casa de Moneda, de las instalaciones, equipo, materias primas, etc., de la Imprenta de Billetes. En efecto, concluidos los extensos estudios sobre el particular, el 30 de junio de 1984 se celebró el contrato de compraventa suscrito por la Nación y el Banco. Desde esa fecha, de acuerdo con los términos del citado contrato de Administración delegada, el Banco de la República administró la Imprenta, utilizando su propio personal por un período de nueve años.

 

Esta situación sin embargo, no tuvo efectos apreciables en la operación de la Planta, la cual continuó desarrollando su actividad con el espíritu y entusiasmo que le imprimieron sus fundadores.

 

Ante la necesidad de complementar la renovación del equipo de producción en el área de la impresión de fondos offset, a finales de 1986 fue remplazada la máquina «Simultan» instalada en 1968, por una moderna Supersi-multan II, la cual permitió la integración de nuevos procesos de impresión con modernas posibilidades técnicas que contribuyeron a reducir los costos de fabricación, especialmente en el caso de los billetes de baja denominación.

 

También en 1987 se proyectó y adelantó el proceso para la fabricación local del billete de $500, trabajo ejecutado con base en el material originado y utilizado hasta ese momento por Thomas De la Rue en Inglaterra.