Compra y venta de metales preciosos


De acuerdo con la Ley 31 de 1992, el Banco de la República se encuentra autorizado para realizar operaciones de compra, venta, procesamiento, certificación y exportación de metales preciosos,  las cuales realiza en la forma y condiciones que señale la Junta Directiva de la Entidad. De igual manera, compra el oro de producción nacional que le sea ofrecido en venta.

En todo caso, conforme al artículo 13 de la Ley 9ª de 1991, el mercado de oro en Colombia es libre, razón por la cual el Banco de la República dejó de ser el único comprador de ese metal, convirtiéndose en un agente más dentro del mercado. 
 

 Resolución Externa de operaciones de compra y venta de metales preciosos

 

Para solicitar información adicional relacionada con nuestras funciones, servicios y actuaciones dirigirse al Sistema de Atención al Ciudadano del Banco de la República. Este sistema  permite de manera integrada, unificada y medible la comunicación entre la ciudadanía y esta Entidad, en relación con su información, funciones, servicios y actuaciones. Lo anterior, en desarrollo de las políticas de participación ciudadana, mejoramiento continuo, transparencia y prevención de la corrupción, gestión oportuna, racionalización de trámites y colaboración institucional.

Por este Usted puede presentar peticiones, quejas, reclamos, sugerencias y felicitaciones (PQR) al Banco de la República. Igualmente, puede denunciar actos de corrupción relacionados con las funciones y servicios de la Entidad.

Contenido disponible en / Available in:

  • Español
  • English

This content has been translated into English for informational purposes. Upon any query regarding its interpretation or enforceability, the Spanish version shall be deemed official, and will prevail over the English version. The authors of specific texts such as working papers or articles select the language of publication; therefore, there might be cases in which the content may only be available in English. Este contenido ha sido traducido al inglés con fines informativos. En caso de duda sobre su interpretación y/o aplicación, se entenderá que la versión en español es la versión oficial y prevalecerá sobre aquella en inglés. Para casos particulares como documentos de trabajo o artículos, el idioma original de publicación es escogido por el autor, por lo cual puede haber casos en los que el contenido esté disponible sólo en inglés.